¿La NASA y HACCP? ¡Curiosidad!

En primera instancia parece que ambos conceptos no tienen relación ninguna, verdad? Pues vas a ver que están íntimamente relacionados.

En los años 50 la NASA comenzó a necesitar alimentos especiales para sus viajes. Disponía de vehículos espaciales de reducidas dimensiones y las “cocinas” no eran nada parecido a las convencionales. Además se unía a la preocupación de una correcta nutrición del astronauta. Y sumado a la consideración de evitar introducir microorganismos peligrosos al espacio.

Todo esto hizo que en los primeros viajes se tuviese una especial atención a la calidad y seguridad del alimento. En un principio se hacía un control sobre el producto final, pero rápidamente se pensó en que la seguridad del producto debe estar integrada en el diseño del alimento.

La tarea de garantizar la seguridad alimentaria de los alimentos espaciales se demostró que era más ardua de lo inicialmente imaginado. Se solicitó a la compañía PillsBury que desarrollara un sistema para analizar los peligros de los alimentos. Fue así como se comenzó a diseñar el actual conocido HACCP, donde se evaluaba sistemáticamente a los alimentos, factores ambientales, procesos de elaboración, previsión de consumo… Se identificaban las áreas de riesgo potencial, estableciendo aquellos puntos de especial control (puntos de control críticos) que asegurasen una integridad de sus procesos y productos.

Según iban alargándose los vuelos espaciales, la compañía Pillsbury fue refinando su sistema HACCP, hasta llegar al sistema “Análisis de peligros y puntos de control críticos” como hoy conocemos y usamos.

En los años 1967 se hizo extensivo este sistema a la Agencia Alimentaria y del Medicamento de los EEUU (FDA) y se comenzó con una “autocertificación” de este sistema en una prueba piloto de varias industrias alimentarias.  Con el objetivo de que cada industria tuviera un control mayor sobre sus procesos y alimentos y que por otro lado la FDA conociendo mejor sobre estos controles alimentarios, tuviese los conocimientos de realizar inspecciones aleatorias a las industrias. Posteriormente la FDA pasó a llamar a este programa como “programa cooperativo de aseguramiento de la calidad”.

Y así fue como el concepto de HACCP del programa espacial fue pasando a las plantas de producción alimentarias. Convirtiéndose en un sistema de control masivo para los años 1980 en EEUU y posteriormente a nivel mundial.

Articulo obtenido de: http://clubresponsablesdecalidad.com/la-nasa-y-haccp-curiosidad/

This entry was posted in Auditoria y Certificación, Seguridad Alimentaria. Bookmark the permalink.

Comments are closed.